Saltar al contenido

Embarazo y Café con Leche

Café con Leche
Vota este artículo

Un buen café con leche calentito ahora que viene el invierno es, probablemente, uno de los manjares más exquisitos de primeras horas de la mañana. El café con leche es una combinación magistral de sabores. Ahora, además, se ha puesto muy de moda por los dibujos en la crema de la leche.

Hasta aquí todo bien, pero el golpe duro viene cuando te enteras que estás embarazada.

¿Puedo tomar café con leche durante el embarazo?

Para resolver esta cuestión vamos a abordar, brevemente, cada uno de los elementos que conforman el café con leche (café y leche)

Respecto del Café

Ya hablamos en su día acerca del café descafeinado.

El café es la bebida obtenida a partir de granos de café tostados y molidos de la planta conocida como cafeto. Tiene un poder estimulante por un componente conocido como cafeína.

La forma más habitual de consumirlo es caliente, pero también se toma frío o con hielo como en España o Grecia. En España, Portugal, Paraguay y Brasil es frecuente que se consuma el café torrado o torrefacto, es decir, tostado en presencia de azúcar.

La cafeína tiene influencia directa en el feto. Por eso es recomendable que el café con leche esté hecho con café descafeinado. Se trata de un café de procedencia natural, pero con bajas dosis de cafeína que, tras un proceso, se elimina la cafeína y queda café en grano, pero descafenidao.

Respecto de la Leche

También hemos hablado en esta web acerca de la leche.

Como decíamos, la leche y los productos lácteos proporcionan abundantes beneficios nutricionales. Pero la leche cruda también puede albergar microorganismos peligrosos que representan riesgos graves para la salud de usted y su familia. Y como has podido leer hablamos de la leche cruda.

Para poder tomar tranquilamente café con leche, es necesario que la leche sea pasteurizada. Busca en el envase las siglas UHT o, no tengas ningún complejo, en preguntar al camarero. La leche cruda está totalmente desaconsejada.

Puedes tomar también, leche de soja en bajas cantidades u otras leches de origen vegetal como: alpiste, almendras…

Por lo tanto, puedes tomar tranquilamente café con leche si estás embarazada. Eso sí, café descafeinado y leche pasteurizada o de origen vegetal.

Si tienes alguna duda, como siempre decimos, consulta con tu médico.