Saltar al contenido

Embarazo y Turrón

Navidad es sinónimo de celebración, de comer, de dulces y de tradiciones. Y en nuestra dieta es muy habitual que en épocas navideñas, en las sobremesas aparezca el turrón, mazapán, polvorones, peladillas…

Pero, como siempre sabemos, es necesario cuidar la alimentación en el caso de mujeres embarazadas. Y más en Navidades que es época de excesos.

El turrón tiene muchas propiedades y puede ser muy beneficioso para las embarazadas, pero es necesario tener algunas cosas en cuenta de cara a evitar riesgos para el bebé.

¿Se puede comer turrón durante el embarazo?

Pues la respuesta a esta pregunta es afirmativa. En principio no existe riesgo alguno, por la composición, de que tomes turrón durante el embarazo.

La única precaución que debemos tener es la cantidad de azúcar que tiene en su composición. Esto también varía según el tipo de turrón que se trate.

Decimos que hay que consumir el turrón durante el embarazo (y sin embarazo, jeje) con moderación por la cantidad de azúcar que tiene. El consumo excesivo de alimentos con azúcar puede provocar lo que se conoce como la diabetes gestacional pudiendo afectar a tu bebé.

Por eso no hay inconveniente en tomarte un trocito, pero más allá si que puede ser peligroso, aunque sabemos que está delicioso.

Puedes consumir Turrón para diabéticos, por ejemplo, que ya cada vez más marcas están elaborando turrón con otro tipo de edulcorantes.

Beneficios del turrón para el embarazo

Consumir con moderación turrón durante el embarazo puede ser beneficioso. Tiene gran cantidad de energía para esos días pesados en los que todo cuesta un mundo.

Tiene gran cantidad de aportes nutricionales que pueden ser beneficiosos para el desarrollo del bebé. El turrón contiene 7 de los 9 aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita.

Recuerda que, en caso de duda, debes consultar con el profesional que esté haciendo el seguimiento del embarazo para, así, evitar cualquier riesgo inneceasario.