Saltar al contenido

Embarazo y Wifi

Wifi

La presunción sobre los efectos negativos que el WiFi ejerce sobre el bebé durante el embarazo es cada vez mayor. Si bien no existen datos conclusivos al respecto, la radiación emitida por las redes inalámbricas es el objeto de la preocupación de los expertos. 

El tema es más serio de lo que puede pensarse y no se trata de un mito infundado. De hecho, diversos estudios sugieren que el daño causado por las redesWiFi no solo afectaría al feto, sino también al recién nacido. Por tanto, es vital que las mujeres en estado de gravidez regulen cuidadosamente el uso de los aparatos que emiten radiación. 

Riesgos de la sobreexposición a la red WiFi durante el embarazo

Muchos de los que niegan los efectos negativos que las señales WiFi ejercen sobre los bebés, se fundamentan en que esta no emite radiación ionizante. Pero ello, no es un argumento válido para desestimar el impacto que la radiación no ionizante tiene sobre la salud. 

En la mayoría de los estudios realizados con el objeto de medir los efectos del WiFi en el feto, los resultados han demostrado un aumento en las probabilidades de que la madre sufra un aborto involuntario. 

Ciertamente, los datos arrojados por los diversos estudios realizados en torno al tema no son definitivos. Aspectos como el estilo de vida, la alimentación, estado de ánimo y eventos que ocurran en la vida de la madre, pueden causar un aborto espontáneo. Sin embargo, con los resultados obtenidos hasta la fecha, es suficiente para considerar a las redes WiFi como factores de riesgo. 

Consejos para utilizar la red WiFi durante el embarazo

En la actualidad es prácticamente imposible llevar un estilo de vida alejados totalmente de los beneficios que las redes inalámbricas ofrecen. Relaciones personales, sociales, laborales e incluso el funcionamiento de diversos electrodomésticos en el hogar, dependen de la utilización de las mimas. 

Sin embargo, en virtud de los datos obtenidos en los estudios efectuados, es preciso hacer ciertas recomendaciones a fin de que las mujeres embarazadas eviten los riesgos de la sobreexposición a la radiación emitida por la señal WiFi:

  • Apagar el router durante la noche y en los momentos en los que no se utilice la red WiFi
  • Usar los aparatos mediante conexiones alternativas a internet. 
  • Limitar el uso de laptops, teléfonos móviles, tablets y demás aparatos que puedan conectarse a una red WiFi
  • Mantener alejados dichos aparatos durante las horas de sueño. 

La señal WiFi no es la única que emite radiación no ionizante, así que es preciso estar atentos a los otros aparatos que las producen a fin de tomar las debidas precauciones. Entre ellos destacan el microondas, videojuegos, el GPS y los teléfonos móviles y la mujer embarazada también debe moderar el uso de estos. Si solo se reduce su contacto con las redes inalámbricas no logrará ningún resultado. 

Aunque en la actualidad no exista un consenso sobre el impacto que la señal WiFi tiene sobre el feto, es importante mantenerse al tanto de los avances que se obtienen en las investigaciones. En este sentido, seguir las indicaciones médicas es la mejor forma de asegurar la culminación exitosa del embarazo. De todas formas, como siempre decimos, consulta con tu ginecólogo o ginecóloga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.