Saltar al contenido

Embarazo y Requesón o Ricotta

Requesón o Ricota

El requesón, también conocido como queso ricota, es un tipo de queso que se obtiene en un segundo procesamiento del suero lácteo producido como derivado en la elaboración de quesos de pasta blanda.

Es un queso de color blanco, sabor suave y textura blanda y granulosa. El requesón o ricota, es un ingrediente muy utilizando en la cocina tradicional italiana. Es empleada tanto para postres como para platos salados.  Como curiosidad, es uno de los ingredientes que sirven para rellenar los tradicionales raviolis.

¿Se puede comer requesón durante el embarazo?

La respuesta es que si. En principio no existe impediemento alguno en tomar requsón durante el embarazo. Lo que debes tener en cuenta es que el mismo provenga de leche pasteurizada.

Es decir, en ningún caso y bajo ningún concepto te recomendamos que tomes ricota o requesón realizado de forma casera ya que puede ser peligroso por organismos como la listeria que puede llegar a ser perjudicial para el bebé.

Cocinar con Ricota durante el embarazo

Es posible también que, sin saberlo, estés comiendo ricota porque, como hemos indicado al principio, es muy utilizada en la cocina italiana. Es por ello que mejor asegurarse que la misma proviene de leche pasteurizada y evitar riesgos innecesarios. E incluso, en caso de duda, es mejor no tomarla.

¿Cómo saber si la Ricota es de leche pasteurizada?

Pues para ello debes leer la etiqueta del producto. Debes buscar unas letras que haga referencia a UHT que es el proceso de ultrapasteurización, o directamente puede aparecer como leche pasteurizada.

Siguiendo estas precauciones, no debe haber ningún problema en que consumas ricota o requesón durante el embarazo. Invierte un poco de tiempo revisando las etiquetas y te evitarás disgustos.