Saltar al contenido

Embarazo y Bacon

Embarazo y Bacon

¿Te gusta el bacon (o beicon como dicen otros) y estás embarazada? Esta información te interesa.

Lo cierto es que el bacon es un alimento muy utilizado en algunas zonas del mundo para comerlo solo, con huevos fritos o, incluso con hamburguesas. Aunque también es muy utilizado, por ejemplo, en ensaladas junto con el queso de cabra entre otras muchas elaboraciones más.

¿Qué es el Bacon o Beicon?

El Baicon o Bacon proviene del cerdo. Concretamente es la panceta (también muy utilizada) de cerdo pero sometida a un proceso de ahumado. De ahí ese sabor tan característico.

Por lo tanto, partiendo que es de origen animal, ya nos puede conducir a los posibles riesgos como la toxoplasmosis o listeriosis.

¿Puedo comer bacon o beicon durante el embarazo?

Bueno, en este caso, salvo algunas excepciones, el bacon suele consumirse cocinado: a la plancha, al horno… por lo que precisamente, por esa cocción permite acabar con los microorganismos más peligrosos. De ahí que sí sea seguro comer bacon durante el embarazo

Cuestión distinta sería si consumiéramos el bacon crudo. El proceso de ahumado no es suficiente para acabar con la toxoplasmosis o la listeriosis.

Si fuera necesario tomarlo crudo por alguna razón, la recomendación es congelarlo durante unas 48 horas. Las bajas temperaturas prolongadas en el tiempo acaban con estos microorganismos peligrosos.

Ahora bien, el bacon tiene un alto contenido en sal y grasas. Esto debe tenerse en cuenta de cara a consumir con moderación. La grasa y la sal en exceso no son buenos aliados, no solo para las embarazadas, ¡sino para cualquier persona!

El exceso de sal puede hacer subir la tensión, y un exceso de grasa puede aumentar el colesterol. Cualquier problema que te pueda surgir a ti, se puede extender a tu bebé.

Te recomendamos que si tienes alguna duda, consultes con tu ginecólog@.