Saltar al contenido

Embarazo y Aceitunas

Aceitunas

¿Qué sería de nuestra vida sin unas ricas aceitunas? Ese toque salado y, en algunas ocasiones, con vinagre. Una combinación perfecta con unas buenas patatas fritas o boquerones en vinagre.

Las aceitunas han formado parte de nuestra vida desde tiempo inmemorial. Algunos hablan ya de ellas desde la época griega. Y en la actualidad forma parte no sólo como el fruto que conocemos, sino como ingrediente en infinidad de platos a través del aceite de oliva.

¿Se pueden comer aceitunas si estoy embarazada?

La respuesta es: ¡claro que sí! Pero con moderación. Como sabes, las aceitunas y otro tipo de encurtidos tienen un alto contenido en sal.

El exceso de sal no es recomendable para las embarazadas puesto que provoca subidas de tensión y retención de líquidos.

Un consumo excesivo puede provocar también diarrea con el peligro que puede suponer de deshidratación para la embarazada.

No existe asociado al consumo de aceitunas ningún riesgo como toxoplasmosis o listeria.

De hecho las aceitunas tienen importantes beneficios para las embarazadas y por eso es recomendable su consumo (pero con precaución, recuerda).

Es recomendable, también, para reducir el contenido en sal, lavarlas. Debes tener en cuenta que la forma de hacer las aceitunas es dejándolas macerar sobre un líquido con distintos elementos para dar sabor. Ese líquido recubre las aceitunas, que puede reducir el sabor salado, lavándolas un poco con agua antes de consumirlas.

Aceitunas Rellenas y Embarazo

Aquí si debemos tener un poco de precaución porque no sabemos exactamente con qué está hecho e relleno de las aceitunas. Hay algunas que están rellenas de anchoas, otras de salmón, otras con queso….

Por eso, para evitar riesgos añadidos por el contenido del relleno, mejor tomar aceitunas con hueso (ya sean aceitunas verdes o aceitunas negras).

Beneficios de las aceitunas en el embarazo

Los beneficios más relevantes de las olivas son los siguientes

Vitamina K

Las aceitunas tienen un alto contenido en Vitamina K. Una de las funciones más importantes de la Vitamina K es precisamente favorecer la circulación sanguínea.

Esto también es beneficioso por tanto para tu bebé.

Pero recuerda que algunas tienen un alto contenido en sal, y lo que puede ser beneficioso por un lado, puede ser perjudicial por el otro, así que precaución.

Vitamina C

La Vitamina C será, probablemente, una de las más famosas y más conocidas. Pues las aceitunas, y el aceite de oliva, también tiene un importante contenido en Vitamina C.

Esta vitamina es una gran aliada para la generación de tejidos, colágeno, vasos sanguíneos… de ahí la importancia en la fase de desarrollo del bebé.

Vitamina A

Otra de las propiedades y beneficios de las aceitunas es su alto contenido en vitamina A y en antioxidantes. Esto permite reforzar el sistema inmunitario de ataques de virus, bacterias y otro tipo de microorganismos perjudiciales para la salud de la mamá, y por ende, del niño.

También, su contenido antioxidantes colabora notablemente en evitar la oxidación celular que tanto perjuicio puede generar.

Recuerda, si tienes alguna duda consulta con tu ginecólog@.