Saltar al contenido

Embarazo y Mejillones

Mejillones

Cuando hay celebraciones, uno de los ingredientes más habituales que podemos encontrar son los mejillones. Y, si estás embarazada, es posible que te preguntes si se pueden comer mejillones durante el embarazo.

Los mejillones son un tipo de molusco bivalvo muy utilizado en la cocina por su sabor y, también, por su enorme versatilidad. Son animales que se alimentan de fitoplacton y se caracterizan por ser los filtradores del mar.

¿Se pueden comer Mejillones si estoy embarazada?

En este punto existe información contradictoria. Algunas fuentes indican que su consumo moderado no debe ser preocupante ya que no hay riesgo para el embarazo.

No obstante, otras fuentes, como la Asociación Americana del Embarazo, matiza que su consumo es peligroso cuando está mal cocinado o se come crudo directamente. De la misma manera, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, dependiente del Ministerio de Sanidad, incluye los mejillones en la lista de alimentos a evitar durante el embarazo.

En general, podemos aplicar aquí todo lo que sabemos del consumo de alimentos crudos – carne y pescado especialmente-. El marisco crudo puede ser peligroso para la salud del bebé por la posible transmisión de enfermedades. No obstante, un buen cocinado puede acabar con la mayor parte de agentes infecciosos que pueda contener el molusco y, reducir el riesgo en su consumo.

En cualquier caso, es importante, no consumir nunca un mejillón que esté cerrado o no se haya abierto bien a la cocción. Éstos pueden ser peligrosos. Peligrosos no sólo para las mujeres embarazadas, sino para todo el mundo.

Y este peligro viene por la temida listeria que se puede encontrar en alimentos mal cocinados o en la leche cruda.

Es mejor hacer un esfuerzo y tratar de no consumirlos para evitar riesgos innecesarios. No obstante, y como decimos siempre, consulta con tu ginecólog@. De esta manera obtendrás una información fiable acerca del consumo de este tipo de alimento.